Poder notariado

¿Qué es un poder?

Un poder es un mandato de representación, sirve como documento por el cual una persona otorga permisos especiales a otra para actuar jurídicamente bajo su nombre. El mandato es un contrato en que una persona confía la gestión de uno o más negocios a otra, que se hace cargo de ellos por cuenta y riesgo de la primera. Es aquel que se otorga para que el apoderado pueda actuar frente a todos los negocios de poderdante. Se conoce también como amplio y suficiente, de manera que el apoderado queda facultado para representar a su poderdante en cualquier negocio, o para hacer cualquier negocio. Un poder general permite al apoderado vender, comprar, hipotecar, arrendar, renunciar, transigir, en fin, tomar cualquier decisión respecto a los negocios del poderdante.

Requisitos

Poder general:

Los poderes generales para toda clase de procesos solo podrán conferirse por escritura pública.  

  • Datos exactos y completos de las partes (quien da el poder y quien lo recibe).

Poder especial:

  • Datos exactos y completos de las partes (quien da el poder y quien lo recibe).
  • Descripción detallada del acto a realizar.
  • Firma.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre el poder general y el poder especial?

El poder general se otorga con el fin de poder realizar cualquier tipo de trámite jurídico legal, este siempre se hace a través de Escritura Pública; mientras que el poder especial solo comprende uno o varios trámites en específico y no necesariamente debe estar bajo la Escritura Pública.

¿Qué se requiere para otorgar un poder?

Para otorgar un poder, la Notaría 21 te recomienda que tengas claro y determinado la persona a la que deseas dar el poder, ya sea general o especial, y que preferiblemente con la asesoría de un abogado, realices un borrador que contenga las facultades que quieres entregar al mandatario (a quien se le entrega el poder), después de esto, en la Notaría 21 realizaremos la Escritura Pública correspondiente frente al otorgante.

La Notaría dará copias de la escritura, con las cuales el mandatario podrá realizar todas las gestiones que se le encarguen en representación del mandante.

¿Sobre quién recae la responsabilidad de las acciones que se realicen con un poder?

Si el mandatario (el que recibe el poder) actúa dentro de la esfera del poder, sus efectos recaen solo sobre el mandante (quien da el poder), pero si actúa el mandatario por fuera del poder, recaen las acciones sobre él. El poder general otorga facultades sin limitación, salvo las exclusiones o prohibiciones que se pacten en el mismo o que contemple la ley (otorgar testamento).

¿Qué datos deben contener?

Para el poder general, debe tener:

  • Datos exactos y completos de las partes (quien da el poder y quien lo recibe).
  • Firma y sello del notario.
  • Escritura pública donde consten los datos exactos del mandante y del mandatario. Si hay alguna limitación, se debe especificar.

Para poder especial:

  • Datos exactos y completos de las partes (quien da el poder y quien lo recibe).
  • Descripción detallada del acto a realizar, persona natural o jurídica a la cual se dirige.
  • Firma y sello del notario.

Este documento se debe autenticar personalmente en notaría, con los documentos de identificación.

Si el poder se refiere a uno o varios inmuebles en específico, se deben indicar la matrícula inmobiliaria y el código catastral y subirse (o ingresarse) al repositorio de poderes (VUR).

Cuando quien otorga el poder general/especial,  fuere una sociedad,  el funcionario ante quien se otorga hará constar que tuvo a la vista las pruebas de la existencia de aquella y que quien lo confiere es su representante. De la misma manera se procederá cuando quien confiera el poder sea apoderado de una persona.